"Vivamos la alegría del encuentro con el otro"

#MO2018

Manos a la Obra Rosario

Si te mueve el deseo de hacer algo por los demás, desde lo que estudiaste, anímate a esta experiencia! Manos a la Obra es un proyecto solidario impulsado por la Pastoral Universitaria de Rosario que procura brindar un aporte concreto a comunidades específicas. Se divide en proyectos que surgen del ingenio de los participantes y de los resultados obtenidos en las visitas diagnóstico realizadas durante el año. Estos se llevan a cabo durante la última semana de enero, de miércoles a domingo. 

¿En qué barrios estamos trabajando?

Barrio Unión de Villa Constitución
Barrio La Costa de Fighiera

¿Quiénes pueden participar?

Si sos universitario, joven profesional, tenes algún oficio o estás en 5to año de la secundaria, podés participar de esta hermosa aventura de ponernos al servicio. Mucha gente está esperando por tus talentos, no te los guardes, podés brindarlos a los que más lo necesitan y compartir con ellos. Manos a la Obra es un proyecto católico abierto a distintas religiones, ideologías y creencias, en el que nos une el llamado a amar yendo al encuentro del otro ¡te esperamos!

Últimas Noticias

#MO2018 - Día 5

#MO2018 - Día 5

Domingo 28-01. Un final que se convierte en inicio. Resulta cada vez más difícil poner en palabras todo lo que vivimos en estos cinco días...

#MO2018 - Día 4

#MO2018 - Día 4

Sábado 27-01. Nos vamos despidiendo... de los abrazos sorpresas, las sonrisas tímidas, y las infinitas charlas con mates. Hoy más que nunca vinimos a demostrar lo que somos, no lo que hacemos.

#MO2018 - Día 3

#MO2018 - Día 3

Viernes 26-01. Acá seguimos, anunciando buenas noticias. Buenas noticias en el barrio y para el resto del mundo.

#MO2018 - Día 2

#MO2018 - Día 2

Jueves 25-01. Sobrevivimos al segundo día del manos, cansados por dejarlo todo pero con el sentimiento de que cada minuto que pasa es una alegría estar acá.

#MO2018 - Día 1

#MO2018 - Día 1

Miércoles 24-01. Amanecimos temprano pero estusiasmados. Seguramente algunos ni siquiera pudieron pegar un ojo en toda la noche. Sabiamos que algo bueno venía, y no tardó en llegar.